las tarjetas son sólo el principio